Cómo hacer reparaciones de emergencia para tuberías

Conservar las herramientas: el óxido
9 mayo, 2014

Todos los propietarios e inquilinos de una vivienda deben saber las técnicas elementales de emergencia en fontanería para evitar daños innecesarios y no gastarse un dineral con los elevados costos de recurrir a un fontanero 24 horas. Para hacer estos trabajos de emergencia tan sólo necesitará un juego de herramientas y unos pocos repuestos fáciles de conseguir.

Las 4 situaciones más frecuentes en las que reparar tuberías

Descongelar tuberías heladas

Una buena forma para evitar que las tuberías se hielen es protegerlas bajo el suelo a través del desván. Si se percibe que el agua del grifo no brota bien o que la cisterna no carga como debe, puede ser debido a un problema de hielo. En estos casos, seguramente, se haya formado un tapón de hielo en una de las tuberías de suministro. Normalmente, el tapón no ésta en una de abastecimiento, sino en una general que está en contacto con el exterior. Generalmente, la congelación de tuberías se suele producir en un espacio próximo al exterior, como por ejemplo debajo del tejado.La mejor manera para deshacer el tapón de hielo es utilizar un simple secador de pelo para calentar la tubería al tiempo que se deja el grifo abierto para que el agua fluya en cuanto se descongele el hielo de la tubería. En el caso de que no pueda utilizar un secador de pelo, deberá rodear la tubería con una toalla caliente o poner junto a la misma una bolsa de agua caliente.

 Arreglar una tubería pinchada
A menos que se conozca exactamente el plano de la rede de tuberías de la vivienda, es muy sencillo pinchar o agujerear una tubería cuando se clava una tabla en el suelo de la casa. Si sucede esta circunstancia, se podrá detectar el desperfecto porque el agujero emite un sonido silbante cuando sale el agua a presión ; aunque lo más habitual es que no se note nada hasta que aparezca una mancha humedad en el techo del vecino o tenga un problema de humedad en la propia vivienda.
Para arreglar correctamente una tubería dañada, se debe proceder a cortar la tubería por donde se produjo la rotura o agujero y restituir la zona con un nuevo tramo de unión. Para solucionar temporalmente el problema, se puede acometer una reparación de emergencia. Para ello bastará algunos elementos fáciles de encontrar como una manguera de goma, una abrazadera o una simple cinta, y pegamento o masilla.
 Pasos a seguir para la reparación
  1. Para reparar una tubería dañada, cerrar la llave de paso del agua en la zona de averiada y secar por completo las tuberías dañadas con un paño o secador de pelo.
  2. Pasar una lima sobre la zona dañada y aplicar un poco de masilla o pegamento para cubrir la rotura y la zona de alrededor.
  3. Cortar un trozo de manguera, realizar un corte longitudinal a la pieza y envolver la tubería dañada.
  4. Sujetar la tubería de refuerzo con unas vueltas de cinta o unas abrazaderas. La avería estará totalmente solucionada cuando haya secado el pegamento o la masilla, aunque debe revisarse posteriormente.
Inundaciones
En el caso de que se produzca una inundación por rotura de alguna tubería de la casa o por avería de algún electrodoméstico, lo primero que hay que hacer es cortar la llave general del cuadro eléctrico de la vivienda. para evitar así que el agua pueda producir un cortocircuito. No será conveniente volver a conectar la corriente hasta que los cables y los aparatos eléctricos estén completamente secos.
Para evitar inundaciones, debes seguir las siguientes recomendaciones:
  • Cerrar la llave general del agua si la casa va a estar deshabitada más de 48 horas.
  • Reparar los grifos o las llaves que goteen.
  • Revisar cada 2 años las gomas de conexión de los electrodomésticos y quitar el tapón de los sanitarios después de utilizarlos.
Atascos
Los restos de grasa y comida, así como los productos químicos, la arena, los residuos minerales del agua y las pequeñas basuras que se van acumulando en las tuberías de desagüe de fregaderos y sanitarios o electrodomésticos acaban por atascar el conducto. Los desagües modernos de PVC suelen disponer de un sifón que es sencillo de desmontar y desatascar para evitar un atasco general de la tubería; pero otras muchas instalaciones no disponen de este dispositivo, por lo que los atascos son más difíciles de solucionar. La elección del método idóneo para realizar el acto de desatascar la tubería depende de la composición, importancia y localización de los restos que han producido el taponamiento. Lo mejor es ir probando todas las posibles soluciones hasta que se desatasque. Ante los primeros síntomas de atasco; cuando el desagüe va muy lento, se debe comprobar que no hay ningún resto lo suficientemente grande a la vista. En estos casos, una jarra de agua hirviendo mezclada con amoniaco desatacará los restos grasos de la comida.En el supuesto de que el desagüe no disponga de sifón, se puede recurrir a un desatascador de goma tradicional, se coloca la ventosa sobre el desagüe y se realiza un movimiento enérgico de arriba abajo con el mango del desatascador para mandar presión y empujar los materiales que han obstruido el desagüe.

En el caso de los electrodomésticos como la lavadora o el lavaplatos, éstos suelen tener un filtro que retiene los restos. En el caso de que el atasco se haya producido en una tubería, se puede introducir por la tubería un tubo de goma blando afilado para retirar el tapón de desperdicios. Los desatascadores químicos contienen productos cáusticos muy potentes que disuelven los residuos orgánicos. Son elementos muy tóxicos y abrasivos, por lo que conviene tomar ciertas precauciones de uso.

Comments are closed.